POLÍTICA DE COOKIES Trucos Caseros » hacer gominolas caseras


Objetos de cerámica relucientes

Muchas veces los objetos de cerámica que tenemos de decoración en casa e incluso aquellas piezas de la vajilla que menos utilizamos pierden esplendor y brillo.

El siguiente truco casero os servirá para que todos vuestros objetos de cerámica vuelvan a recuperar su brillo y queden relucientes, como si fuesen nuevos.

Llena un barreño o cubo con agua caliente y échale un chorro de lejía. Pon tus objetos de cerámica dentro y déjalos en reposo aproximadamente 15 minutos; tras ese tiempo en remojo frota con un trapo o esponja (que no raye) cada pieza. Pásalos por debajo del grifo para aclararlos y sécalos.

Tu cerámica quedará reluciente!



Riquísimas gominolas caseras hechas de fruta

De todos es sabido que una de las cosas que más les gusta a los peques de la casa son las gominolas o chuches, como también se les conoce. La mayoría de las chuches que compramos están hechas industrialmente, llevando una gran cantidad de azúcar, grasas y productos realizados químicamente (potenciadores de sabor, color, etc…).

Una manera de conseguir que los pequeños de la casa coman fruta y que además lo hagan de una manera divertida y apeteciéndoles es realizando nosotras mismas unas gominolas caseras.

Es muy sencillo de hacer con este truco casero y tan solo necesitamos tantos vasos de zumo como de frutas queramos hacerlo (plátano, piña, sandia, melón, naranja, fresa… evidentemente mucho mejor si son las favoritas de los peques).

Recomiendo que sea zumo de frutas naturales hecho en casa y no embasado.

Necesitaréis también unos moldes. Los venden en cualquier tienda con utensilios del hogar, pero las cubiteras de silicona son ideales e incluso en algunos comercios venden moldes con forma de ositos, como los de la fotografía que acompaña este post

Tantos sobres de gelatina sin sabor como diferentes zumos tengáis.

No hay que mezclar los zumos entre sí, sino que debéis hacer las chuches de cada sabor siguiendo paso por paso las siguientes instrucciones.

Echar el zumo elegido en un cacito junto al sobre de gelatina (dependiendo de la cantidad que queremos echamos más o menos de cada cosa). No es aconsejable añadirle azúcar, ya que la fruta es dulce, pero si lo deseáis, podéis ponerle una cucharadita pequeña.

Lo mezclamos bien, dejamos reposar unos minutos y lo llevamos al fuego (no muy fuerte) mientras vamos removiendo y veamos que se ha mezclado completamente.

Vierte la mezcla en los moldes/cubitera y déjalo reposar.

Sigue estas instrucciones con los diferentes zumos/sabores.

Tan solo se necesitan unos 20 minutos de reposo, a partir de ese momento ya se puede desmoldar y comer.


Fuente de la fotografía: Images by John ‘K’ vía photopin cc

Truco casero enviado por email por Lourdes Conde (Ponferrada)



Cómo hacer chucherías (gominolas) caseras [de una manera rápida y sencilla]


Si tienes peques en casa o simplemente eres un adicto/a a las chucherías (gominolas) aquí tienes una fácil y rápida receta que te enseña paso a paso como hacerlas en casa.